Cuidador de autos de Medellín vive una cámara de cables callejera

Dec. 10, 2012 at 6:20 AM   |   Comments

MEDELLÍN, Colombia, dic. 9 (UPI) -- Una caja para cables de teléfono es el apartamento de un cuidador de autos de la ciudad, sin embargo Miguel Restrepo vive en un hoyo pero es feliz.

Su techo es el pavimento; su piso, el subsuelo de Medellín y sus paredes no tienen ventanas, solo cemento. En los 21 años que lleva metiéndose a dormir en un espacio de tres por dos metros, el único problema que ha tenido es el calor que en algunas noches se encierra allí. Y que es -dice-, como dormir en una olla. "No obstante, no tengo preocupaciones".

Tiene la voz cansada, no por sus 62 años, sino por los estragos del tabaco: "Fumé desde joven, eran tres cajetillas al día, y también marihuana, pero mire las secuelas. Yo no volví a probar la droga y cuando veo a alguien fumando, lo regaño". Miguel es de Amagá en Antioquia, pero niño llegó a Medellín, y siempre durmió en la calle.

Un día desocuparon una cámara que tenía cables para teléfono y él se metió ahí, su hogar durante más de dos décadas. Poco a poco fue dotando el lugar. Se llevó una estufita, una cama sencilla, cajas y hasta le metió baldosa al piso y a una parte de las paredes. Y alrededor de la puerta, hizo una barrera de cemento para que la lluvia no se le meta.

LATAM: Reporte

(ega)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.