Argentina reclama semen de marido muerto para concebir

Dec. 27, 2012 at 9:18 AM   |   Comments

BUENOS AIRES, dic. 26 (UPI) -- Una mujer de 38 años de edad reclamó a la justicia por una muestra de semen de su marido muerto para poder concebí, tal como habían planificado hasta el deceso.

La Nación consignó que a los 38 años, Cecilia asegura que está tomando la decisión más importante de su vida: cumplir el deseo que tenía con su esposo, Pablo, de tener un hijo luego de siete años juntos. La decisión era tan firme que tenían fecha para comenzar el tratamiento de fertilización asistida, pero debió postergarse hasta ahora. Cuando faltaban 15 días para que supieran si serían padres, Pablo salió hacia su trabajo en Edenor 10 minutos antes que el resto de los días. El 13 de septiembre de 2011, en las avenidas Directorio y Escalada, tomó el colectivo de la línea 92 y a los diez minutos murió.

"Cuando nos estábamos yendo de la morgue, mi amiga tuvo un momento de lucidez que voy a agradecerle toda mi vida -contó ayer Cecilia durante una entrevista en un café, a mitad de camino entre su trabajo y su casa-. Me dijo que preguntara si se podía hacer algo con Pablo, si se podía salvar algo para poder continuar nuestro proyecto de tener un hijo. Yo estaba shockeada, no entendía qué estaba pasando. Pero preguntamos, un juez autorizó y llamamos a un especialista, que le hizo una biopsia testicular y extrajo una muestra de semen para congelar."

El material está criopreservado y en guarda judicial en la clínica para evitar su manipulación hasta que se autorice su uso. También tiene que renovar, como viuda, el pedido de cobertura a la obra social. "Es muy duro poder vivir... Lo saludé una mañana temprano, como todas, y a las dos horas no lo tenía más conmigo a Pablo -dijo con lágrimas en los ojos-. Mis suegros me apoyan, todos los amigos nuestros están pendientes y voy a seguir adelante con este proyecto. La llegada de un hijo, que era su deseo, será una alegría para todos."

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.