La rana dorada colombiana se encuentra en peligro de extinción

Feb. 14, 2013 at 5:10 AM   |   0 comments

MEDELLÍN, Colombia, feb. 13 (UPI) -- Pese a su poder mortífero, la rana dorada del Chocó, nada ha podido contra la tala de bosques y la explotación minera indiscriminada que la tienen en peligro de extinción.

En una encuesta global de las redes sociales sobre especies amenazadas, encabezada por la organización ambientalista Zero Extinción (extendida por 35 países), esta rana acumuló más de cien mil votos en todo el planeta. Un solo microgramo de su veneno puede matar a diez mil ratones, dos elefantes africanos o 10 adultos humanos.

Los científicos la catalogan como la rana terribilis más venenosa de la tierra. Su hábitat óptimo son los bosques con alta tasa de lluvia (cinco milímetros o más), una altitud entre 100 y 200 metros sobre el nivel del mar, temperaturas de al menos 26 grados centígrados y una humedad relativa entre el 80 y el 90 por ciento, según señaló El Colombiano.

Habitualmente de color verde suave a metálico, en la adultez alcanza los 55 centímetros. La especie endémica colombiana, encontrada en la quebrada del Guangui, oscila, empero, entre el amarillo pálido y un dorado profundo, de rara luminosidad. Su piel almacena un veneno temible, la batracitoxina, por su alimentación con escarabajos.

LATAM: Reporte

(ega)

© 2013 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.
Únete a la conversación