search
search

Felicidad o angustia entre los antiguos vecinos del aeropuerto de Quito

  |   feb. 19, 2013 at 5:55 AM
QUITO, Ecuador, feb. 18 (UPI) -- Ya "se va, por fin! Se acabó la bulla y la congestión vehicular, vamos a poder vivir tranquilos", sostiene César Velasco, quien por diez años fue vecinos del aeropuerto.

Se trata de un vecino del sector de La Florida, a pocas cuadras del antiguo aeródromo Mariscal Sucre, que en pocas horas cerrará definitivamente para dar paso a la nueva terminal de Tababela. Velasco espera con ansias que llegue la clausura de la instalación, que asegura "ha sido la causante de la gran inseguridad en este barrio".

Sin embargo, muchos de los habitantes de la zona no están de acuerdo con la mudanza, pues el aeropuerto les ha brindado buenos negocios y desarrollo. "Antes todo esto eran terrenos vacíos y poquitas casas; se pobló en los años de 1960 cuando llegó el Mariscal Sucre y muchos de nosotros pudimos poner nuestros negocios, ahora no habrá clientes",

Así lo comenta con preocupación Cecilia Vallejo, dueña de un restaurante de comida costeña ubicado frente a la base. Una realidad similar la viven las empresas que rentan autos, en su mayoría negocios familiares, cuyos integrantes no tuvieron el dinero suficiente para adquirir las concesiones que en Tababela tienen las multinacionales.

LATAM: Reporte

(ega)

© 2013 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.