No hay consuelo para los abatidos habitantes de San Andrés

Nov. 20, 2012 at 5:15 AM   |   0 comments

BOGOTÁ, nov. 19 (UPI) -- El optimismo inicial de los habitantes de San Andrés, Providencia y Santa Catalina por el fallo de la Corte Internacional de La Haya (CIJ), se transformó en pesimismo.

No les consuela que se ratificara la posesión de los cayos Roncador, Quitasueño, Serrana y Serranilla, pero no tienen consuelo ante el hecho que se les quitó aproximadamente el 40% de su mar territorial. Las reacciones no se hicieron esperar. La gobernadora de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Aury Guerrero, está muy molesta.

Visiblemente incómoda afirmó que "era previsible que los pescadores isleños ahora iban a ver recortadas sus oportunidades". Por su parte, Corinne Duffis, vocera del Movimiento Amen, afirmó que sucedió lo que venían anunciando: Que sea cual fuere la decisión de la Corte, el pueblo isleño pagaría las consecuencias y perdería parte de su océano.

"No sabemos cómo podrán trabajar nuestros pescadores; estas personas ya no podrán ir a realizar sus faenas de pesca en estas aguas que ancestralmente acostumbraban a ir porque la corte determinó que son territorio nicaragüense", afirmó Corinne Duffis. El ex embajador, Kent James, dijo que el fallo "es mucho peor de los que se esperaba".

LATAM: Reporte

(ega)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.
Únete a la conversación