En Paraguay alertan por presencia de caracol africano

Nov. 22, 2012 at 5:34 AM   |   Comments

ASUNCIóN, Paraguay, nov. 21 (UPI) -- El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) alertó este miércoles a la ciudadanía de la presencia de una especie del caracol africano en el distrito de Ayolas, Misiones.

Las autoridades sanitarias recomiendan eliminarlos en caso de encontrarlos por los graves problemas que acarrea a la fauna natural, a la agricultura y a la salud humana. El caracol africano (Achatina fulica) es un molusco terrestre, una plaga, ya que es transportador de nemotodos o parásitos que se alojan en su baba, provocando graves afecciones en los humanos como meningitis o enfermedades neurológicas y respiratorias, según indicó la doctora Celia Martínez de Cuellar, directora general de vigilancia.

Además, tiene un adieta polífaga, es decir se alimenta de distintos tipos de cultivo. Este caracol ocasiona grandes pérdidas en las siembras de maíz, cítricos, mandioca, repollo, entre otros, por lo que puede mermar la producción agropecuaria. El director de Protección Vegetal, Ernesto Galliani, señaló que el animal está incluido entre las 100 plagas más dañinas del mundo. Informó que en el mes de setiembre han encontrado en Ayolas, Misiones, la presencia del caracol africano, mediante un trabajo hecho por el Senave.

Además, resaltó que el caracol puede alcanzar unos 20 cm de largo, el tamaño y la estructura del caparazón son las diferencias de los demás caracoles. En ese sentido, dijo que no es recomendable agarrar al animal con la mano expuesta. Se debe usar guantes para evitar el contacto con la baba y de esa manera una posible trasmisión de alguna enfermedad. No obstante, advierte que no se debe golpear o triturar, porque al salpicar podría infectarse de parásitos si entra en contacto con manos, oídos, nariz, ojos o boca. Recomienda eliminarlos rociando con sal o por la exposición al sol. También se puede matar ahogándolo.

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.