Descanso en horas de trabajo no justifica cambio de tares resuelven en Argentina

Dec. 5, 2012 at 5:26 AM   |   0 comments

BUENOS AIRES, dic. 3 (UPI) -- La Cámara del Trabajo ordenó a una empresa a indemnizar a una mujer por despido indirecto, debido a que la empleadora modificó los horarios de trabajo.

Lo anterior, consignó un reporte del Diario Judicial, ya que alegó que la encontró "descansando en el baño en horario laboral". El cambio de tareas implicó "una sanción", lo que resulta "evidentemente abusivo", puntualizó el Tribunal. La Sala VI de la Cámara del Trabajo confirmó la sentencia de primera instancia que condenó a una empresa a indemnizar a una mujer, que prestaba servicios en un supermercado, por despido indirecto. La dependiente se había considerado desvinculada tras ser sometida a un cambio de horarios. La empleadora había alegado que la modificación de tareas se realizó porque la mujer había sido encontrada descansando en un baño en horario de servicio.

De modo puntual, los magistrados Luis Raffaghelli y Graciela Craig indicaron que "la modificación de las tareas de la actora habría obedecido al hecho de haberla encontrado descansando en un baño, de lo que se infiere que la misma implica una sanción, siendo que ello resulta evidentemente abusivo, ya que dicha modificación no fue llevada a cabo con el fin que le asigna la Ley de Contrato de Trabajo, que sería el cumplimiento de ciertas necesidades de la empresa". En el caso, una mujer que se desempeñaba como empleada en un supermercado se colocó en situación de despido indirecto y demandó judicialmente a su empleadora. La trabajadora sostuvo que la entidad había realizado un ejercicio abusivo del ius variandi al cambiarla de horario sin justificación (la actora prestaba servicios de mañana, de lunes a viernes, pero después se la pasó al turno vespertino, de lunes a domingo, con un franco semanal rotativo).

Por su parte, la empresa demandada manifestó que el cambio de horario fue una sanción, ya que la trabajadora fue encontrada, en horario laboral, descansando en un baño, y que un cliente de la entidad solicitó el cambio de empleado. No obstante, el juez de primera instancia hizo lugar a las pretensiones indemnizatorias de la actora, por lo que la empresa demandada fue condenada a indemnizar a la mujer. Entonces, la accionada apeló este pronunciamiento judicial, e insistió en que el cambio de horario estaba justificado.

Para comenzar, la Cámara del Trabajo señaló que "el fundamento de la demandada para modificar el que fuera su lugar y horario de trabajo durante dos años fue haber cometido un incumplimiento laboral" pero "no produjo prueba tendiente a acreditarlo". "Si bien el empleador puede introducir todos los cambios necesarios, según lo dispuesto en el artículo 66 de la Ley de Contrato de Trabajo, ello es sin provocar perjuicio material ni moral al trabajador", el "cambio de horario impuesto por la demandada a la trabajadora configuró una alteración esencial del contrato de trabajo", puntualizaron los magistrados.

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.
Únete a la conversación