search
search

Silencio del empleador vale condena dice la justicia argentina

  |   dic. 31, 2012 at 8:40 AM
BUENOS AIRES, dic. 30 (UPI) -- La Cámara del Trabajo consideró justificado el despido en que se colocó una empleada de Walmart pues la empresa guardó silencio ante la intimación de la mujer para que se le permita un cambio de horario laboral para amamantar a su hijo.

De acuerdo a un reporte del Diario Judicial, el Tribunal indicó que un pedido de esta índole "es inoponible la necesidad que pudiera esgrimir el empleador". La Cámara revocó una sentencia de primera instancia y, en consecuencia, admitió la acción por despido indirecto de una trabajadora de Walmart. La indemnización por la desvinculación se fijó en casi 100.000 pesos. La mujer había intimado a la empresa para que le conceda un cambio de horario para amamantar a su hijo, pero la empleadora guardó silencio.

En particular, la Sala VIII del Tribunal de Apelaciones indicó que el artículo 57 de la LCT "debe integrarse con el artículo 919 del Código Civil y considerar que el silencio guardado por la empleadora frente a la intimación de la trabajadora importa manifestación de voluntad porque había una obligación de explicarse ante la ley", por lo que "la conducta asumida por la empleadora, configuró injuria suficiente en los términos del artículo 242 de la L.C.T".

Además, "el reclamo al cambio de horario debe ser evaluado con mayor estrictez, en este caso en particular, por tratarse de una trabajadora que se reincorpora de la licencia por maternidad y se encuentra en uso del descanso diario por lactancia (artículo 179 de la L.C.T.)", precisaron los magistrados nacionales.

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.