search
search

Plan de desarme civil avanza por las provincias argentinas

  |   feb. 18, 2013 at 3:01 AM
BUENOS AIRES, feb. 16 (UPI) -- Desde la semana entrante y hasta el 1 de marzo en General Pico, Río Cuarto y la capital cordobesa se podrán entregar armas de fuego a cambio de una retribución económica.

Los puestos móviles del Registro Nacional de Armas (RENAR), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, recorrerán las ciudades de General Pico en La Pampa, Río Cuarto y Córdoba Capital y también la local Morón, consignó un reporte del portal de la Presidencia.

El Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego que impulsa el gobierno nacional consiste en la entrega voluntaria y anónima de armas y municiones a cambio de un incentivo económico de entre 200 y 600 pesos, de acuerdo al tipo de arma o munición. El objetivo es reducir el circulante de armas en manos de civiles y disminuir el número de accidentes y hechos de violencia provocados por el uso de armas de fuego. También busca promover una cultura de no violencia y resolución de conflictos por la vía pacífica.

Desde el inicio del Plan en julio de 2007, se recibieron más de 141 mil armas, número que representa el 10% de las armas registradas en todo el territorio nacional. También se recibieron más de 1 millón de municiones. La persona que se acerca al puesto móvil a entregar un arma presencia cómo el personal del RENAR la inutiliza en ese mismo momento. Luego, el arma es destruida, junto al resto, en un acto público. El material resultante de la destrucción se funde y se dona a la Fundación del Hospital Garrahan.

El Estado nacional ya lleva destruidas 135.443 armas entregadas en forma voluntaria y anónima por la población. La política de destrucción tiene como objetivo la eliminación total del arma de fuego y la imposibilidad de que la misma vuelva al circuito y pueda ser utilizada ante situaciones conflictivas y violentas.

LATAM: Reporte (drm)

© 2013 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.