Paraguay califica de ilegal a la próxima cumbre del Mercosur

Nov. 19, 2012 at 12:15 AM   |   Comments

ASUNCIóN, Paraguay, nov. 17 (UPI) -- El presidente de la Delegación Paraguaya en el Parlamento del Mercosur, Alfonso González, calificó de ilegal la próxima cumbre del Mercosur, consignó un reporte del portal IP.

Asimismo, pidió al Gobierno denunciar, "cuanto antes y con todas las formalidades de rigor", la violación y consiguiente nulidad de la XLIV Reunión Ordinaria del Consejo Mercado Común y Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur, a celebrarse en la ciudad de Brasilia el 7 de diciembre. "Desde la perspectiva estrictamente jurídica, la última Cumbre investida de legalidad fue la XLII realizada en Montevideo, el 20 de diciembre de 2011, dado que la siguiente, la XLIII, verificada en Mendoza, Argentina, la semana final de junio de este año, también adolece de fidedignos vicios legales materializados en la arbitraria exclusión de nuestro país y la incorporación subrepticia de un miembro impostor, la República de Venezuela, motivos por los que dicho cónclave igualmente carece de validez absoluta, sin omitir que a ambos desmanes subrayados se añade la prohibición de participar en las deliberaciones y debates programados, interdicción que pesaba sobre nuestro país", dice González en un comunicado.

Resalta que los descabellados alegatos esgrimidos por el trío de la conjura presidencial para suspender la participación de Paraguay de los órganos constitutivos del Tratado de Asunción y Protocolos Adicionales, como los rotundos argumentos jurídicos dirigidos a repeler y descalificar los términos y alcances de esa decisión política, son hartos conocidos por las poblaciones informadas de la zona y el mundo. "Copiosos dictámenes versados de doctas personalidades del derecho internacional público a escala local, regional, continental y universal, coinciden, con cuasi unanimidad, excepto aisladas y raras opiniones interesadas, que lo acontecido en el Mercosur abofetea los más elementales principios de los Códigos que reglamentan las relaciones entre alianzas de naciones soberanas", sostiene.

"Para colmo de desafueros, y cual depravado escarnio a la imagen institucional de la Unión, la disposición por la que se separa a Paraguay y acoge a Venezuela fue suscrita, junto a Cristina Fernández, Dilma Rousseff y José Mujica, por Nicolás Maduro, canciller venezolano, en representación de Hugo Chávez, firma de una escandalosa ilicitud y extemporaneidad, siendo que la inmoral bienvenida al país caribeño aún no cobraba vigencia por entonces". Agrega que en simultáneo a la denuncia pública, el Ejecutivo paraguayo debe exigir oficialmente el reconocimiento expreso del surtido de faltas, anomalías, lacras y aberraciones que degeneran la figura del Mercosur frente al orbe civilizado. En frases reducidas, que no quede ninguna duda acerca de la postura nacional respecto a lo acontecido a partir del 29 de junio pasado. En algún momento de la historia, los testimonios fiables que patrocinen la causa paraguaya serán admitidos y juzgados procedentes en los tribunales supranacionales.

"La Delegación de Paraguay en el Parlamento del Mercosur, signataria invariable del Estado de Derecho, no transigirá jamás con los crímenes políticos que se perpetran en abierta transgresión de los preceptos jurídicos, más todavía tratándose de violaciones que se consuman sustentadas en la ley de la jungla, en que la voluntad del más fuerte fatalmente se impone al más débil, aunque éste fuere el genuino propietario de la verdad y la razón", finaliza el comunicado.

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.