Greenpeace exige a Zara eliminar tóxicos de su ropa

Nov. 24, 2012 at 12:16 PM   |   Comments

BUENOS AIRES, nov. 23 (UPI) -- Más de 900 activistas de Greenpeace en 80 ciudades alrededor del mundo exigen hoy y mañana a Zara, líder mundial de la moda, que elimine todas las sustancias químicas peligrosas de sus prendas.

Fueron detectadas tras exhaustivos análisis de laboratorio en todo su proceso de producción. En Buenos Aires, 70 ambientalistas caracterizados como maniquíes, realizaron una puesta en escena en el local de la compañía de Santa Fe y Ayacucho, simulando una manifestación en la que se rebelan contra la marca por obligarlos a vestir ropa con sustancias tóxicas. "Las grandes marcas nos venden ropa que contiene químicos que contribuyen a la contaminación del agua en todo el mundo, tanto cuando se fabrican como cuando se lavan", declaró Lorena Pujó, Coordinadora de la campaña de tóxicos de Greenpeace en Argentina.

El informe presentado esta semana por Greenpeace Internacional demuestra que empresas de indumentaria de primera línea ofrecen a sus consumidores prendas que poseen químicos tóxicos. Algunas de estas, al liberarse al medio ambiente y degradarse, dan lugar a nuevas sustancias que provocan trastornos hormonales e incluso cáncer. Los análisis realizados revelaron la presencia de sustancias químicas peligrosas en indumentaria de 20 marcas de reconocidos diseñadores. La ropa perteneciente a la marca Zara fue la única que contenía tanto químicos que provocan trastornos hormonales, así como también compuestos que pueden causar cáncer cuando se degradan en el ambiente.

El informe de Greenpeace Internacional, "Puntadas tóxicas: el oscuro secreto de la moda", contiene pruebas en 141 piezas de indumentaria y expone el vínculo entre las fábricas textiles que utilizan químicos nocivos y la presencia de estos químicos en los productos finales. Uno de los principales descubrimientos del estudio consistió en la detección de rastros de NPEs, sustancias que se descomponen en químicos que provocan trastornos hormonales, en artículos de todas las marcas analizadas. Las mayores concentraciones de NPEs se encontraron en prendas de las marcas Zara, Levi's, C&A, Mango, Calvin Klein, entre otras.

"Zara es la mayor cadena del mundo de venta de prendas y por tanto, necesita ponerse al frente de esta situación y tomar medidas urgentes, ambiciosas y con transparencia para eliminar las sustancias tóxicas de sus prendas y de su cadena de producción", agregó Pujó. Greenpeace exige que las marcas de moda se comprometan a no verter desechos tóxicos para el año 2020 - grandes marcas como H&M ya lo han hecho – y que demanden a sus proveedores informar sobre los químicos tóxicos utilizados en sus instalaciones, liberados al medio ambiente a través del agua, completó la nota de Greenpeace.

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.