En Argentina desmitifican el 7D

Dec. 1, 2012 at 5:49 PM   |   Comments

BUENOS AIRES, nov. 30 (UPI) -- El analista Daniel Satur desmitificó el próximo 7 de diciembre y su eventual significado trascendente, en el marco de la pugna entre la Casa Rosada y el grupo editorial Clarín.

"El 7D puede no pasar nada. Y si pasa algo, no tendrá que ver con el fin de los monopolios ni con la libertad de expresión de las mayorías populares". "Así lo confirman el gobierno y Clarín en cada nuevo acto, demostrando que, ante todo, lo que defienden son grandes intereses capitalistas. Mientras millones de laburantes (trabajadores) la reman sintiendo que el salario se escurre cada vez más rápido, Cristina y Magnetto suben el tono queriendo convencernos de que se vienen definiciones trascendentes. Pero la discusión, al pueblo trabajador, le es cada vez más ajena.

En medio de la pelea se coló una discusión sobre la -libertad de expresión-, atacada por Clarín al denunciar a los periodistas k. Una jugada que aprovechó el kirchnerismo para victimizarse, logrando que la maniobra fuera repudiada hasta por periodistas de Clarín. Pero los ataques a la libertad de expresión, sobre todo la de los trabajadores y el pueblo pobre, son normales en todas la empresas de medios, sean oficialistas u opositoras. En manos de empresarios, los medios siempre operan contra la libertad de las mayorías.

Y aunque el kirchnerismo adorne sus discursos, los hechos lo delatan. Verbitsky habla de libertad de expresión desde Página/12, pero calla frente a la censura que el propio diario le aplicó a Darío Aranda cuando el periodista denunció los crímenes de campesinos en provincias ultra k.1 Sandra Russo derrocha "democracia" en 678, pero mira para otro lado cuando los propios trabajadores de Canal 7 denuncian que la gerencia no los deja expresarse en la tv "pública" contra el impuesto a las ganancias, por la universalización de las asignaciones familiares y el 82% móvil2. ¿Y qué decir de Tiempo Argentino, un experto en operaciones? Basta recordar las notas a favor del encarcelamiento del "Pollo" Sobrero en 2011, inventando pruebas que cayeron a poco de ser publicadas; o cuando quisieron despegar a Pedraza del kirchnerismo en las primeras horas posteriores al crimen de Mariano Ferreyra.

Las operaciones de la red de medios k (estatales y privados) para coartar la libertad de expresión de los trabajadores y los sectores populares que luchan y se organizan independientemente, negando todo debate público y cercenando la voz de la izquierda, confirman que en su pelea contra Clarín el gobierno y sus aliados apelan a los mismos nefastos métodos usados por "la Corpo" a lo largo de su historia. No casualmente fueron esos medios los que menos reflejaron el paro nacional del 20N, apelando al ocultamiento de los hechos y a argumentos típicamente noventistas contra los trabajadores. Alcanzar una verdadera libertad de expresión y democratizar los medios nada tiene que ver con esta guerra entre bandos patronales, atestada de mentiras y laberintos judiciales", completó Satur.

LATAM: Reporte (drm)

© 2012 United Press International, Inc. Todos los derechos reservados.