Botella con las cenizas de una madre viaja de Rhode Island a Florida

Noviembre 12, 2017 | 8:46 PM

Nov. 10 (UPI) -- Una mujer de Rhode Island que colocó algunas de las cenizas cremadas de su madre en una botella junto con un mensaje dijo que el objeto flotó hasta Florida.

Athina McAleer de Charlestown, dijo que decoró una botella y la llenó con algunas de las cenizas cremadas de su madre Cindy Rounds, quien murió en 2010, e incluyó una carta sobre la muerte de la mujer a causa del cáncer.

"Puse la historia desde dónde comenzó y se enfermó y, lamentablemente, cómo terminó", le dijo McAleer a WPRI-TV.

El novio de McAleer, un pescador, lanzó la botella desde un buque en Georges Bank en septiembre de 2013.

"Siempre fue alguien que se daba a las personas y siempre sacrificó todo por sus hijos. Nunca viajó. Esta fue mi pequeña inspiración para dejarla viajar, ver el mundo", dijo McAleer a WJAR-TV. "Nunca pensé, ni en un millón de años, que me enteraría que alguien encontró la botella de mi madre".

McAleer dijo que el océano tiene un significado especial para su familia. Ella contó que, inclusive, le puso a su hija el nombre Ocean.

"Cada vez que mi hermano o mis hermanas extrañan a mi madre, venimos a la playa", dijo.

McAleer dijo que el tiempo pasó y comenzó a creer que nunca más se enteraría de la botella, hasta que tuvo noticias por boca de Stephanie Winnek.

Winnek dijo que encontró la botella en Cinnamon Beach en Palm Coast, Florida.

"Definitivamente podría decir que había algo en ella, como una bolsa enrollada y atada como un mensaje en una botella", dijo Winnek a WOFL-TV.

Winnek dijo que hizo que su esposo Steve rompiera la botella porque el corcho no cedía. Comentó que se sorprendió cuando leyó el mensaje que se encontraba adentro.

"Y dije: 'Dios mío, su madre está en esta botella, estas son sus cenizas. Ha recorrido un largo viaje durante cuatro años', dijo Winnek.

Ella informó que, junto a su esposo, extendieron algunas de las cenizas de Cindy alrededor de una palmera antes de poner el resto en una botella nueva para que continuara su viaje.

McAleer dijo que estaba muy agradecida por la amabilidad de los Winnek.

"Estaba muy abrumada, solo me hace sentir que aún hay buenas personas", dijo.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter