NWS registra un enorme enjambre de insectos en el radar

Junio 7, 2019 | 8:56 PM

El martes por la noche, la oficina del Servicio Nacional de Meteorología en San Diego no detectó lluvia en el radar sino gran cantidad de mariquitas.

Las mariquitas se extendieron por todo el cielo en lugar de agruparse en un grupo, volando entre 5.000 y 9.000 pies, según informo el meteorólogo de NWS Joe Dandrea a Los Angeles Times.

Sin embargo, un fenómeno de insectos que aparecen en el radar meteorológico no es tan raro como podría pensarse.

El radar meteorológico es lo suficientemente potente como para detectar murciélagos, aves, mariposas e incluso polen que se mueve a través de la atmósfera. El truco es diferenciar el clima de los animales.

"El radar funciona al enviar un pulso de energía a través de la atmósfera, y cuando ese pulso de energía encuentra un objeto en la atmósfera como una gota de lluvia, parte de esa energía en el pulso regresará al radar", explicó el meteorólogo de AccuWeather, Brian Lada.

El NWS utiliza un radar meteorológico de polarización dual, que envía pulsos de energía a través de la atmósfera horizontal y verticalmente.

Al usar estas dos versiones de pulsos de energía, "podemos dar más información sobre los objetos que encuentra cuando ese pulso de energía golpea un objeto en el cielo", dijo Lada.

A partir de estas lecturas más detalladas, los meteorólogos pueden ver lluvia, granizo grande o, en este caso, mariquitas.

Las posibilidades de registrar animales en el radar son mayores cuando el clima en el área es seco.

Es posible que los meteorólogos digan la diferencia entre la precipitación y un enjambre de animales en la pantalla de cómo las lecturas se mueven a la forma que generan.

"Si el radar detecta una colonia de murciélagos que se mueven por el cielo, se verá diferente de lo que sería las gotas de lluvia en la atmósfera", dijo Lada.

Para Lada, el pudo discernir la mancha como algo más que precipitación por la forma en que viajaba. Describió la dirección en la que se estaba moviendo como "extraña", en comparación con los patrones climáticos normales de California. Junio también es típicamente una época seca del año para el sur de California.

Cuando la oficina del NWS de San Diego vio la mancha, llamaron a un observador en el terreno, quien confirmó que no se trataba de precipitaciones, sino de mariquitas.

Aunque nadie ha podido identificar el tipo de mariquitas que se registro en el radar, las mariquitas convergentes son el tipo más común en el estado según el Servicio de Parques Nacionales. Generalmente, desde finales de mayo hasta principios de junio, migran a las montañas para alimentarse de pulgones y polen.

Según el NPS, los escarabajos generalmente vuelan en días sin viento y tienen una temperatura de vuelo mínima de al menos 55 grados F.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter