ONU condena 'brutal' asesinato de joven embarazada a manos de su familia en Pakistán

Mayo 28, 2014 | 3:45 PM
La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay (cc/UN Photo/Paulo Filgueiras)
La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay (cc/UN Photo/Paulo Filgueiras)

(UPI) -- La Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Navi Pillay, condenó con vehemencia el asesinato de una mujer embarazada en Pakistán, a manos de sus propios familiares.

La familia de Farzana Parveen, de 25 años, había llevado a tribunales un caso de supuesto secuestro de la joven por parte de su esposo, Muhammad Iqbal, a quien los familiares rechazaban y culpaban a la joven de elegirlo a él en lugar a un primo, quienes ellos habían elegido como su compañero de vida.

Este martes, antes de entrar a la corte para intentar rechazar el caso en la ciudad de Lahore, Parveen fue interceptada por varios miembros varones de su familia, quienes la atacaron con ladrillos y otros objetos, mientras su padre y decenas de otras personas observaban sin tomar ninguna acción, según reseña el diario británico The Guardian. La joven tenía tres meses de embarazo.

"Estoy profundamente impactada por la muerte de Farzana Parveen, quien, como tantas otras mujeres en Pakistán, fue brutalmente asesinada por miembros de su propia familia simplemente porque se casó con un hombre de su elección", dijo la alta funcionaria de la ONU quien rechazó llamar este tipo de crímenes 'asesinatos de honor' como se conocen en Pakistán.

De acuerdo a la Comisión de Derechos Humanos de ese país, 869 mujeres fueron asesinadas en este tipo de ataques en 2013, aunque se cree que la cifra podría ser mayor ya que otros asesinatos pueden disfrazarse con otros motivos. "El gobierno pakistaní debe tomar medidas urgentes y duras para acabar con la continua tendencia de los llamados 'asesinatos de honor' y otras formas de violencia contra la mujer", finalizó Pillay.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter