Los hombres más ricos y más educados son los que beben más alcohol

Mayo 13, 2015 | 11:00 AM

PARíS, may 13 (UPI) -- Los hombres más ricos y con más educación son más propensos a tomar alcohol que cualquier otro grupo demográfico, señaló un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) entre sus países miembros.

A pesar de que son los hombres de mayor estatus socioeconómico los que más toman, el estudio halló que las mujeres con altos recursos y los hombres de bajos ingresos son los que más propensos a tener comportamientos de 'alcoholismo peligroso'.

Al mismo tiempo, los hábitos de las mujeres jóvenes, educadas y ricas se están pareciendo cada vez más a los niveles de los hombres en el mismo grupo demográfico y socioeconómico. En general, los miembros de grupos étnicos minoritarios en un determinado país de la OCDE toman menos alcohol que la mayoría de la población.

RELATED Galería de Fotos: Selfies de los famosos

En general la investigación concluye que los adultos en los 34 países de la OCDE ingieren alcohol en un promedio equivalente a 100 botellas de vino por año. Los jóvenes y las mujeres han aumentado su consumo gracias a una disminución en los costos y publicidad más efectiva.

"Ninguna variable individual predice la posibilidad de que una persona adoptará un patrón determinado de consumo de alcohol", señala el estudio. "Beber alcohol en cantidades está asociado a una menor probabilidad de tener empleo, más ausencia del trabajo, menor productividad y salarios y mayor probabilidad de causar accidentes y heridas en el lugar de trabajo".

Más allá de la penosa resaca, el consumo de alcohol en exceso puede resultar en un alto costo. Según la investigación, los efectos del alcohol pueden costarle a un país en torno a 1% de su crecimiento económico. En Estados Unidos, donde la economía creció en 2014 650.000 millones de dólares, el consumo de alcohol en exceso pudo haber costado en torno a 6.500 millones de dólares en cuentas de salud y crimen.

Para reducir el consumo, la OCDE recomienda incrementar el precio del alcohol a través de impuestos o aumentar el precio mínimo de las bebidas alcohólicas. Un aumento de 10% en el costo reduciría su consumo en 1,7% entre los hombres menores de 25 años que llegan a niveles peligrosos de consumo, y hasta 6% entre mujeres adultos que toman moderadamente.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter