Casos de COVID-19 se duplican cada 3 días en Nueva York

Marzo 24, 2020 | 5:19 PM
Un trabajador repara una barandilla con una máscara protectora y guantes en la ciudad de Nueva York el martes. Foto de John Angelillo / UPI
Un trabajador repara una barandilla con una máscara protectora y guantes en la ciudad de Nueva York el martes. Foto de John Angelillo / UPI

March 24 (UPI) -- Los casos de coronavirus en Nueva York se duplican cada tres días por lo que el gobernador Andrew Cuomo instó el martes al gobierno federal a abordar la escasez de equipos médicos para enfrentar el aumento.

En declaraciones a los periodistas en el Centro de Convenciones Jacob Javits en la ciudad de Nueva York, que se está convirtiendo en un hospital con 1.000 camas, Cuomo dijo: "El aumento en el número de casos continúa sin cesar."

Se espera que el aumento alcance su punto máximo dentro de dos semanas, cuando el gobernador estimó que podrían necesitarse 140.000 camas de hospital.

"Uno de los pronosticadores me dijo que estábamos viendo un tren de carga cruzando el país. Ahora estamos viendo un tren bala", dijo Cuomo.

Pide al gobierno federal que proporcione ventiladores invocando la Ley de Producción de Defensa para exigir a las empresas que los fabriquen de inmediato.

"Si no tenemos los ventiladores en 14 días no nos sirve de nada", dijo. "No ejercer ese poder es inexplicable para mí".

El vicepresidente Mike Pence dijo más tarde, el martes en Fox News, que el gobierno de EE.UU. había enviado 2.000 ventiladores a Nueva York el martes y enviaría 2.000 más el miércoles.

Cifras que maneja la Universidad Johns Hopkins reportan que el estado de Nueva York tiene ahora más de 25.600 casos y 210 muertes, la mayoría de ellas en la ciudad de Nueva York.

A nivel nacional, el número de casos se acerca a los 50.000 y el número de muertos es de 600 hasta el martes por la tarde, informó la universidad.

El presidente Donald Trump dijo a Fox News en un ayuntamiento virtual en la Casa Blanca, que le gustaría ver a la economía en funcionamiento para Pascua, el 12 de abril.

"Abriremos este país increíble. Porque tenemos que hacer eso. Me encantaría tenerlo abierto para Semana Santa", dijo. "Puedes destruir un país cerrándolo de esta manera.

"No está diseñado para cerrarse. Nuestra gente está llena de empuje, vigor y energía. No quieren estar encerrados en una casa, un departamento o en algún espacio".

Con los casos aumentando a un rápido ritmo en los EE.UU., los funcionarios de salud continuaron instando al distanciamiento social y a tomar medidas durante al menos varias semanas para mitigar la propagación de la enfermedad, para la cual no existe una cura conocida.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo a la Casa Blanca que el área de Nueva Orleans está en camino de alcanzar los límites de su capacidad para brindar atención médica a finales de la próxima semana.

"Con nuestra tasa actual de nuevos casos de virus se superará la capacidad de nuestro hospital para tratar con éxito a pacientes infectados", escribió en una carta a la Casa Blanca. "Para el área de Nueva Orleans, las proyecciones actuales de hospitalizaciones superan significativamente la capacidad a partir del 4 de abril".

Orleans Parish tiene la tasa más alta de casos de coronavirus fuera de Nueva York y la sexta tasa más alta en general en los Estados Unidos, con más de 500 casos y 20 muertes hasta el lunes. El gobernador de California Gavin Newsom informó que su estado necesita 50.000 camas de hospital más. La semana pasada estimó la necesidad en 20.000.

En el estado de Washington, el gobernador Jay Inslee ordenó que todas las empresas no esenciales cierren en 48 horas y que todos los residentes del estado se "refugien en su casa" durante dos semanas.

En Florida, el número de casos aumentó a más de 1.400. Sesenta de los nuevos casos fueron reportados en el condado de Miami-Dade.

Más temprano el martes, Trump habló por teléfono con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, para discutir sus respectivos esfuerzos. Estados Unidos ha superado con creces el total de casos en Corea del Sur, que recibió elogios por sus esfuerzos para controlar el brote en sus primeras etapas.

Mientras tanto, Amazon dijo que está tomando medidas enérgicas contra los especuladores y ha eliminado casi 4.000 cuentas de vendedores por estafas relacionadas con el virus y con reclamos engañosos.

"Estamos monitoreando constantemente nuestras tiendas para localizar precios especulativos y publicaciones que hacen afirmaciones falsas con respecto a COVID-19", dijo la compañía. "Contamos con sistemas dinámicos y automatizados que localizan y eliminan artículos con precios injustos".

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter