La Casa Blanca y el Senado alcanzan un acuerdo histórico con un paquete de estímulo por coronavirus de $2T

Marzo 25, 2020 | 2:52 PM
El Director de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland (L), el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin (C) y el Jefe de Gabinete Interino Mark Meadows (R) caminan desde una reunión con el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell en Capitol Hill en Washington, D.C., el martes. Foto de Tasos Katopodis / UPI
El Director de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland (L), el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin (C) y el Jefe de Gabinete Interino Mark Meadows (R) caminan desde una reunión con el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell en Capitol Hill en Washington, D.C., el martes. Foto de Tasos Katopodis / UPI

March 25 (UPI) -- Los líderes del Senado y la Casa Blanca llegaron a un acuerdo el miércoles sobre un inmenso paquete de estímulo de $2 trillones destinado a estimular la economía y ayudar a las empresas y a los trabajadores que han sido gravemente afectados por la actual pandemia de coronavirus.

"Por fin tenemos un acuerdo", anunció el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, desde el Senado el miércoles temprano. "Después de días de intensas discusiones, el Senado ha alcanzado un acuerdo bipartidista sobre un paquete de ayuda histórica para esta pandemia".

El acuerdo resultó después de cinco días de negociaciones entre los demócratas, los republicanos y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, entre otros, debido a que el paquete no podía ser aprobado por el Senado, ya que los demócratas se negaron a firmarlo dos veces diciendo que se enfocaba demasiado en ayudar a las grandes corporaciones y no hacia lo suficiente por los trabajadores.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, DN.Y., dijo al Senado que después de casi una semana de negociaciones "arduas", ahora tienen un acuerdo bipartidista sobre el paquete de rescate más grande en la historia de Estados Unidos, pero que su aprobación no es un momento de celebración sino de necesidad de ayudar a los estadounidenses que sufren problemas médicos y financieros debido al coronavirus que se está extendiendo rápidamente por todo el país.

"Tenemos la angustia de los estadounidenses que se preguntan sobre el futuro de su salud, la salud de sus seres queridos y de la economía, que nos obliga a hacer todo lo posible para ayudarlos y ayudar a nuestro país", dijo.

La legislación, cuyo texto completo aún no ha sido publicado, incluye una expansión al seguro de desempleo que cubrirá los salarios de cada trabajador despedido debido al COVID-19 remunerado por el gobierno federal, cheques de $1.200 que serán enviados directamente a la clase media y baja de los estadounidenses, un programa de préstamos para pequeñas empresas de $367 mil millones, un fondo de $500 mil millones para industrias y $150 mil millones destinados a estados y localidades cuyas arcas están comprometidas por combatir el virus.

También incluye $130 mil millones para hospitales, hogares de ancianos y otras instalaciones de atención médica.

Los demócratas, que habían rechazado la concesión de préstamos a las corporaciones, pudieron incluir medidas para garantizar "una estricta supervisión, transparencia y responsabilidad" sobre ellos, dijo Schumer.

Comentó que el acuerdo, aunque no es perfecto, "es realmente un acuerdo excepcional". McConnell dijo que el acuerdo enviará recursos a la primera línea de la lucha de Estados Unidos contra el coronavirus, y describió el paquete como "un nivel de inversión en tiempo de guerra en nuestra nación".

Dijo que inyectará billones de dólares en la economía de los Estados Unidos lo más rápido posible para ayudar a los trabajadores y la industria a sobrellevar las dificultades causadas por la pandemia y salir "listos para disparar".

"Los hombres y mujeres del país más grande del mundo derrotarán este coronavirus y reclamarán nuestro futuro. Y el Senado se asegurará de que tengan las municiones que necesitan para hacerlo", dijo. "Estoy encantado de que finalmente se lo vamos a entregar al país que ha estado esperando que diéramos un paso adelante".

McConnell, quien presentó el proyecto de ley el jueves pasado, concluyó su discurso desde el Senado declarando que aprobarán el proyecto de ley más tarde el miércoles antes de enviarlo a la Cámara.

El presidente Donald Trump dijo el martes temprano que Mnuchin y otros miembros de su administración habían estado trabajando en el proyecto de ley que esperaba que se aprobara.

Durante una reunión informativa con la Fuerza de Tarea de Coronavirus, Trump informó que la legislación protegerá a las familias, los empleos y las empresas, y dijo que confiaba en que las dos partes podrían llegar a un acuerdo.

"También estoy seguro de que los demócratas harán lo correcto", dijo a los periodistas. "Me siento muy confiado. Están trabajando muy duro juntos en este momento, republicanos y demócratas, y se están acercando mucho a un trato muy justo y un trato muy grande para la gente de nuestro país".

Dijo que el paquete es el primer paso para restaurar la "confianza y estabilidad" en la economía, y comentó que esperaba que el país reabriera "muy pronto".

La aprobación de la ley se produjo cuando el número de casos de COVID-19 continúa aumentando constantemente en los Estados Unidos con más de 55.000 casos, siendo el tercer país más infectado en el planeta después de Italia y China, según el recuento que lleva a cabo la Universidad Johns Hopkins.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter