España extiende estado de emergencia por brote de coronavirus

Marzo 26, 2020 | 4:00 PM
Residentes en Beijing, China, usan mascarillas protectoras para protegerse contra la enfermedad del coronavirus. No se informaron nuevos casos locales en China el jueves. Foto de Stephen Shaver / UPI
Residentes en Beijing, China, usan mascarillas protectoras para protegerse contra la enfermedad del coronavirus. No se informaron nuevos casos locales en China el jueves. Foto de Stephen Shaver / UPI

March 26 (UPI) -- El parlamento español votó el jueves para extender el estado de emergencia por dos semanas más después de que su número de muertos por COVID-19 superara al de China un día antes.

El Parlamento español votó el jueves temprano para extender su estado de emergencia y así permitir que las medidas de bloqueo del país, vigentes desde el 14 de marzo, que prohíben que sus más de 45 millones de personas abandonen sus hogares, continúen hasta el 11 de abril.

La votación siguió después de que su Ministerio de Salud anunciara el miércoles que se registró un aumento en las muertes, superando a China como la nación con el segundo mayor número de muertes.

El número de casos en Italia superó los 74.000 y está más cerca de superar a China, pero las autoridades de salud italianas informaron el jueves una disminución en nuevos casos por cuarto día consecutivo.

La comisión de salud de Beijing informó el jueves cero transmisiones locales del virus, pero sí docenas de nuevos casos importados, una tendencia que ha seguido aumentando esta semana. El total de infectados en China es más de 81.200.

En Japón, el gobierno informó el jueves que establecerá un nuevo grupo de trabajo sobre coronavirus después de que su ministerio de salud reportara docenas de nuevos casos, aumentando su total a más de 1.200.

"Le dije al primer ministro, Shinzo Abe, que existe un alto riesgo de que el coronavirus se propague ampliamente", informó el ministro de Salud, Katsunobu Kato, a los periodistas tras una reunión con el primer ministro.

Sin embargo, dijo que Abe no estaba considerando un estado de emergencia que diera a los gobernadores el poder de ordenar a los ciudadanos a que permanezcan encerrados y cierren las escuelas.

El miércoles, el gobernador de Tokio, Yuriko Koike, pidió a los residentes que se quedaran en casa durante el fin de semana después de que aparecieran docenas de casos nuevos en la ciudad. Tokio se encuentra dentro de una "fase importante para prevenir un aumento explosivo en el número de infecciones", dijo el gobernador.

Mientras tanto, las Naciones Unidas ha pedido a los gobiernos que protejan a los que están detrás de las rejas como parte de sus medidas para contener la enfermedad.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó en un comunicado que el virus comenzó a aparecer en prisiones, cárceles, centros de detención de inmigrantes y otras instalaciones construidas para detener a personas, e instó a los gobiernos a liberar a aquellos que fueran vulnerables al virus y a las personas detenidas sin autorización o base legal.

"Ahora, más que nunca, los gobiernos deberían liberar a todas las personas detenidas sin una base legal suficiente, incluidos los presos políticos y otros detenidos simplemente por expresar puntos de vista críticos o disidentes", dijo.

A menudo, las instalaciones de detención están superpobladas, no son higiénicas y ofrecen servicios de salud inadecuados a sus poblaciones vulnerables, dijo, y agregó que el distanciamiento social y el autoaislamiento son "prácticamente imposibles" en estas instituciones.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter