Compradores de Instacart planean ir a huelga para lograr una mejor protección contra el coronavirus

Marzo 29, 2020 | 7:06 PM
Compradores esperan en largas filas para adquirir suministros en una tienda de comestibles preparándose ante el brote de coronavirus, en Medina, Ohio, el 15 de marzo. Empleados que compran Instacart, el servicio de entrega de comestibles que les permite a los clientes ordenar alimentos para la entrega a través de una aplicación de teléfono inteligente han anunciado que planean hacer un paro el lunes para exigir mejor protección en medio de la pandemia de coronavirus. Foto de Aaron Josefczyk / UPI
Compradores esperan en largas filas para adquirir suministros en una tienda de comestibles preparándose ante el brote de coronavirus, en Medina, Ohio, el 15 de marzo. Empleados que compran Instacart, el servicio de entrega de comestibles que les permite a los clientes ordenar alimentos para la entrega a través de una aplicación de teléfono inteligente han anunciado que planean hacer un paro el lunes para exigir mejor protección en medio de la pandemia de coronavirus. Foto de Aaron Josefczyk / UPI

March 28 (UPI) -- Los empleados que compran para Instacart, empresa que permite a clientes ordenar alimentos para ser entregados a domicilio a través de una aplicación de teléfono inteligente, planean ir a huelga en todo el país el lunes para exigir que la compañía brinde mejor protección en medio de la pandemia de coronavirus.

En una publicación de blog esta semana, el Gig Workers Collective anunció que se negaría a aceptar pedidos hasta que la compañía proporcione el pago de riesgos, equipo de seguridad que incluye desinfectante para manos, toallas desinfectantes y jabón, y amplíe la licencia por enfermedad remunerada para incluir a los trabajadores con condiciones preexistentes que actualmente no puedan trabajar.

El anuncio de la huelga se produce en medio de la creciente demanda de servicios de entrega a medida que cierran los restaurantes, los gobiernos locales emiten órdenes de quedarse en casa y los funcionarios de salud pública solicitan a las personas que disminuyan la cantidad de visitas que hacen a lugares públicos.

Instacart emplea a unos 200.000 compradores y planea agregar 300.000 en los próximos tres meses, pero no está claro cuántos planean participar en la acción.

"Mientras que los empleados corporativos de Instacart trabajan desde su casa, los trabajadores de Instacart trabajan en la primera línea en calidad de personal de respuesta", dijo Vanessa Bain, organizadora principal de la próxima huelga de Instacart, y trabajadora independiente de Instacart en Menlo Park, California, dijo Vice, quien fue el primero en informar sobre la huelga.

Los compradores de Instacart son contratistas independientes que establecen sus propios horarios y recogen alimentos en los minoristas que se asocian con la aplicación.

Los ingresos de los compradores pueden variar según la cantidad que elijan comprar. La compañía le dijo al New York Times que estaba "comprometida con una estructura de ganancias que ofrecía un pago por adelantado y mínimos garantizados, que pueden variar de $7 a $10 por lote, dependiendo del mercado".

Los compradores solicitan un pago de riesgo de $5 adicionales por pedido, y quieren que la compañía cambie el monto predeterminado de la propina en la aplicación al menos al 10% del total del pedido.

La compañía, junto con Lyft, Uber y otras que contratan trabajadores independientes para proporcionar servicios a través de una aplicación, ha ofrecido hasta dos semanas de licencia por enfermedad remunerada a sus compradores, pero sólo si dan positivo por Covid-19, y la oferta sólo durara hasta el 8 de abril.

"La salud y la seguridad de toda nuestra comunidad, compradores, clientes y empleados es nuestra prioridad", dijo una portavoz de la compañía. "Queremos subrayar que respetamos absolutamente los derechos de los compradores para darnos su opinión y expresar sus preocupaciones".

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter