Número de fallecidos en EE.UU. por COVID-19 es el más alto del mundo al superar a Italia

Aabril 11, 2020 | 5:49 PM
Comidas vegetarianas calientes gratuitas se distribuyen al público en la Fundación Khalsa Care en medio de la pandemia de coronavirus en Los Ángeles, el viernes. Foto de Jim Ruymen / UPI
Comidas vegetarianas calientes gratuitas se distribuyen al público en la Fundación Khalsa Care en medio de la pandemia de coronavirus en Los Ángeles, el viernes. Foto de Jim Ruymen / UPI

April 11 (UPI) -- Estados Unidos superó a Italia el sábado al tener el mayor número de muertes por la pandemia de coronavirus.

Estados Unidos tiene la mayoría de los casos en el mundo con más de medio millón, y la cifra de muertos hasta ahora ha llegado a 18.860 después de informar la mayor cifra de fallecidos en un sólo día de 2.108, según datos recogidos por la Universidad Johns Hopkins.

Italia con 147.577 casos, ahora tiene la segunda cifra más alta de muertes con 18.849.

Estados Unidos es el primer país del mundo en reportar más de 2.000 muertes de COVID-19 en 24 horas.

El primer caso de COVID-19 en los Estados Unidos se reportó el 22 de enero.

Es probable que Estados Unidos esté cerca de su número máximo de muertes, dijo a CNN el Dr. Chris Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud de la Universidad de Washington, quien creó el modelo de la Casa Blanca para los casos de coronavirus.

"Repetimos el modelo, básicamente casi todas las noches, y los casos reportados de varios estados sugieren diferentes picos en diferentes estados, pero a nivel nacional parece que estamos muy cerca del punto máximo", dijo.

El modelo de la Casa Blanca proyecta alrededor de 61.500 muertes en los Estados Unidos por COVID-19 para agosto si las restricciones actuales de distanciamiento social permanecen vigentes hasta el 1 de junio.

Murray agregó que los números "no se ven bien", si los estados levantan las restricciones, incluso un mes antes.

Mientras tanto, los funcionarios del gobierno están tomando medidas para restringir los servicios religiosos del domingo de Pascua.

En Kentucky, el gobernador Andy Beshear dijo que el estado tiene siete iglesias que están "pensando" en los servicios con feligreses a pesar de las restricciones de distanciamiento social.

En respuesta, las autoridades planean registrar las placas de las personas que se presenten en dichos servicios para reportarlas al departamento de salud local, lo que requerirá que permanezcan 14 días en cuarentena, dijo Beshear.

El alcalde de Louisville, Greg Fischer, dijo que los residentes no deben ir a celebraciones en persona para Pascua para detener la propagación del virus.

"Si permitiéramos esto en Louisville, tendríamos a cientos de miles de personas conduciendo por la ciudad el domingo, y vaya, al virus le encantaría eso", dijo Fischer.

Las órdenes de quedarse en casa y las restricciones de distanciamiento social han aumentado en gran medida en los estados de todo el país a medida que aumenta el número de casos y muertes.

En Michigan, el gobernador Gretchen Whitmer extendió la orden de quedarse en casa hasta el 1 de mayo e incluyó una nueva prohibición de viajar a otra casa dentro del estado, incluso para visitar amigos o familiares o ir a una casa de vacaciones.

"Michigan tiene el tercer número más alto de casos de COVID-19 en el país, y todavía estamos en alza", dijo Whitmer en un comunicado. "Debemos continuar haciendo todo lo posible para frenar la propagación y proteger a nuestras familias".

Michigan tiene 22.646 casos y 1.280 muertes, según muestra la base de datos del New York Times. Nueva York tiene el número más alto con 170.512 casos y ha reportado 7.844 muertes. Nueva Jersey tiene el segundo número más alto de casos con 54.588 casos y 1.932 muertes.

En la ciudad de Nueva York, al menos 343 personas sin hogar han dado positivo por el virus, dijo el sábado un funcionario de la ciudad en una conferencia de prensa con el alcalde Bill de Blasio. Un funcionario dijo que 20 de ellos han muerto.

Hasta el momento, 37 personas sin hogar han sido dadas de alta del hospital, 139 han sido aisladas en refugios, 81 están hospitalizadas y 35 están en aislamiento personal con sus familias, agregó un funcionario.

De Blasio anunció el sábado que 6.000 personas sin hogar serán trasladadas de los refugios a los hoteles para el 20 de abril en medio del aumento de la propagación del coronavirus en los refugios.

"Creemos que es el equilibrio adecuado para lograr que las personas se mantengan seguras", dijo. El alcalde también anunció que las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York permanecerán cerradas el resto del año escolar.

"Esto es algo que ni en un millón de años me pude haber imaginado que tuviera que hacer", dijo de Blasio.

El aprendizaje remoto ha continuado, aunque ha habido desafíos continuos con aproximadamente 114.000 estudiantes sin hogar en la ciudad de Nueva York y miles de estudiantes que no tienen acceso a internet.

El gobernador Andrew Cuomo explicó por qué las restricciones deben permanecer vigentes en una conferencia de prensa.

Repasó los modelos de proyección del grupo de trabajo de la Casa Blanca, que inicialmente proyectó 1.5 millones a 2.2. millones de muertes sin medidas restrictivas y 100.000 a 240.000 muertes con medidas restrictivas en una conferencia de prensa el sábado. La estimación nacional ahora se ha estimado en 61.500.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. también proyectaron que más de la mitad de la población de EE.UU. se infectaría, con aproximadamente 2.4 millones a 21 millones hospitalizados. Hay 925.000 camas de hospital en el país, agregó.

Cuomo dijo que el tema va más allá de la política.

"No existe una teoría de conspiración política, son aguas desconocidas para todos nosotros, así que concentrémonos en los hechos, centrémonos en los datos y tomemos decisiones de esa manera", dijo.

"No sabemos si habrá una segunda ola o no", agregó. "Todas estas cosas están por venir".

Cuomo dijo que debe haber más pruebas y "debe hacerse más rápido". También pidió más preparación y el próximo proyecto de ley de estímulo federal debería derogar el límite de deducción de impuestos estatales y locales para ayudar a las áreas más afectadas.

"La reapertura es una cuestión de salud pública y económica, y no estoy dispuesto a divorciarme de los dos", agregó. "No se puede pedir a la gente de este país que elija entre vidas perdidas y dólares ganados. Nadie va a lograr ese quid pro quo. Entiendo la necesidad de recuperar la economía lo más rápido posible. Entiendo que la gente necesita trabajo. También sé que necesitamos salvar vidas, y lo hemos hecho, y una cosa no puede ser a expensas de la otra".

Dijo que Nueva York reunirá expertos para analizar la "reapertura" y una "posible segunda ola".

No celebrar la Pascua "es diferente y difícil", dijo Cuomo, pero si se celebra en línea o en persona "es el mismo mensaje", que es: "Nueva York hizo una pausa, la actividad se desaceleró, reflexionas más, piensas más, lo cual es importante durante esta Semana Santa".

Texas tiene el décimo número más alto de casos en todo el país con 12.171 casos y 257 muertes, según la base de datos del New York Times.

Aún así, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el viernes que pronto revelará estrategias para reabrir la economía.

"Nos enfocaremos en proteger las vidas mientras restauramos los medios de vida", dijo Abbott. "Podemos y debemos hacer esto. Podemos hacer ambas cosas".

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter