Salud mental de adolescentes hispanos puede afectarse cuando sus familiares son deportados

Marzo 22, 2020 | 3:18 PM

Los investigadores dicen que las políticas de inmigración de los EE.UU. pueden poner en riesgo la salud mental y física de los adolescentes hispanos.

De 547 niños hispanos nacidos en los Estados Unidos encuestados en Atlanta, una cuarta parte tenía un padre, tía, tío u otro miembro de la familia que fue detenido o deportado en 2017 ó 2018. Los participantes fueron interrogados dos veces, con seis meses de diferencia.

En comparación con otros jóvenes en edad de escuela intermedia y secundaria, aquellos con un familiar detenido o deportado tenían más del doble de riesgo de pensamientos suicidas. También eran casi tres veces más propensos a presentar temprano consumo de alcohol y también eran más propensos a tener comportamientos riesgosos, como la agresión o el ausentismo escolar.

"Este estudio encontró que entre los niños con una deportación o detención en la familia, el 28 por ciento informó más tarde que pensaba en suicidarse a veces o con frecuencia; el 18 por ciento dijo que había consumido alcohol y el 23 por ciento había tenido un alto nivel de comportamiento riesgoso", dijo la autora del estudio Kathleen Roche, quien es profesora asociada de prevención y salud comunitaria en la Universidad George Washington, en Washington, D.C.

"Los hallazgos son preocupantes porque este tipo de riesgos durante los primeros años de la adolescencia a menudo resultan en problemas hasta la edad adulta", agregó en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio fue publicado el 16 de marzo en la revista JAMA Pediatrics.

"Nuestro estudio ofrece la primera evidencia científica directa que indica que las políticas de inmigración actuales de los EE.UU. podrían contribuir a graves riesgos de salud mental y conductual para los jóvenes latinos o latinas", dijo Roche.

"Una deportación o detención en la familia puede poner a estos jóvenes, la mayoría de los cuales son ciudadanos estadounidenses, en riesgo de problemas de salud graves y en una trayectoria descendente que podría ser difícil de revertir", advirtió.

Roche señaló que los adolescentes se involucran en comportamientos riesgosos y tienen pensamientos suicidas por otras razones además de tener a miembros de su familia detenidos o deportados, por lo que este estudio no puede probar que las políticas actuales de inmigración de los Estados Unidos estén perjudicando a los jóvenes hispanos.

Pero, incluso después de controlar factores como la calidad de las relaciones entre padres e hijos y el comportamiento arriesgado reportado al inicio del estudio, hubo un fuerte vínculo con la deportación o detención de un miembro de la familia y la amenaza de problemas graves de comportamiento, salud mental y sociales, añadió.

Más información

The American Academy of Pediatrics has more on teens and mental health.

Copyright 2020 HealthDay. All rights reserved.

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter