El 40 por ciento de las personas con COVID-19 severo experimentan complicaciones neurológicas

Aabril 11, 2020 | 4:05 PM
Un paciente es trasladado el jueves a Gateway Care and Rehabilitation Center, un centro de enfermería especializada en Hayward, California. Foto de Terry Schmitt / UPI
Un paciente es trasladado el jueves a Gateway Care and Rehabilitation Center, un centro de enfermería especializada en Hayward, California. Foto de Terry Schmitt / UPI

April 10 (UPI) -- Las personas con COVID-19 grave o severo pueden experimentar síntomas neurológicos que incluyen confusión, delirio y dolor muscular, y podrían estar en mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral, según sugiere un nuevo estudio de Wuhan, China.

Casi el 40 por ciento de las personas con la enfermedad causada por el nuevo coronavirus sufrieron complicaciones relacionadas con el cerebro, según los hallazgos publicados el viernes en JAMA Neurology.

Entre las personas con infección grave como resultado del virus, casi el 6 por ciento experimentó un derrame cerebral o estenosis, aproximadamente el 15 por ciento tenía síntomas similares a la demencia y aproximadamente el 20 por ciento informó dolor muscular severo, informaron investigadores en China.

"Este estudio indica que las complicaciones neurológicas son relativamente comunes en personas que tienen COVID-19", le dijo a UPI S. Andrew Josephson, profesor y presidente del Departamento de Neurología de la Universidad de California, San Francisco y editor en jefe de JAMA Neurology. Josephson también fue coautor de un comentario relacionado sobre los hallazgos del estudio.

"Sin embargo, la mayoría de esas complicaciones también son relativamente comunes en personas con neumonía severa e infecciones virales en unidades de cuidados intensivos hospitalarios", agregó.

Eso incluye síntomas tales como dolor muscular y "confusión o dificultad para pensar", según Josephson, aunque enfatiza que si estos problemas neurológicos se desarrollan en personas que saben que tienen COVID-19, o que tienen síntomas de la enfermedad y se encuentran entre los que están en alto riesgo de enfermedad grave "deberían considerarlo como una bandera roja de falta de aire", dijo.

"Alguien que tiene COVID-19 y está en casa y experimenta dificultades para pensar o confusión o cualquier cosa que indique un posible derrame cerebral, es una señal de que deben ingresar al hospital para recibir atención adicional", continuó Josephson. "Pero un síntoma como el dolor muscular es común en las infecciones virales. Las personas no necesitan ingresar al hospital con eso".

Hasta la fecha, casi 1.7 millones de personas en todo el mundo han sido infectadas con COVID-19, y casi 100.000 han muerto por la enfermedad. Aunque los números varían según el país y la región, se cree que aproximadamente el 20 por ciento de las personas infectadas por el nuevo coronavirus se enferman lo suficiente como para requerir atención hospitalaria, y aproximadamente el 5 por ciento experimenta síntomas que amenazan la vida, incluida la neumonía.

Se cree que las personas con mayor riesgo de enfermedades graves son los ancianos, al igual que las personas con antecedentes de diabetes, presión arterial alta y enfermedades cardíacas. Por supuesto, estas mismas personas también tienen un mayor riesgo de enfermedades cerebrovasculares como accidente cerebrovascular y estenosis, anotó Josephson.

El nuevo estudio examinó a 214 pacientes con la enfermedad en tres hospitales de Wuhan, todos los cuales fueron hospitalizados entre el 16 de enero y el 19 de febrero.

De los 214 pacientes, que tenían una edad media de 53 años, 87 eran hombres y 126, o el 59 por ciento, tenían una infección grave basada en el estado respiratorio, con dificultad para respirar causada por una infección grave del tracto respiratorio inferior, como la neumonía.

Al igual que en estudios anteriores, las personas con enfermedades graves eran mayores, tenían más afecciones subyacentes, particularmente presión arterial alta, y tenían menos síntomas típicos de COVID-19, como fiebre y tos, en comparación con los pacientes con infección leve a moderada.

Además, el 6 por ciento de los pacientes experimentó "alteración del gusto" y el 5 por ciento tuvo "alteración del olfato". Según Josephson, lo que hace que las personas con el virus experimenten estas complicaciones neurológicas sigue sin estar claro. Debido a las conocidas complicaciones relacionadas con el corazón asociadas con el virus, es posible que sean el resultado de coágulos de sangre que emanan del corazón, agregó.

"Al igual que con toda la investigación sobre el virus, este estudio muestra que todavía tenemos mucho más que aprender", dijo Josephson. "La conclusión es que las personas deben ser conscientes de estos síntomas neurológicos y buscar atención médica si la necesitan".

share on facebook   Share on Facebook
share on twitter   Share on Twitter